29
Mar
2018

Primera audiencia en el juicio por Marcelo Montenegro

Escrito por ambru el 15:20 Agregar un comentario
Categoria:

marcelo-monetenrgo.jpg Después de seis años de lucha para que se avance con la investigación y la causa no fuera cerrada, el miércoles 28 de marzo a las 9:45 de la mañana, se realizó la primera audiencia en el juicio por el que los policías Emmanuel Alejandro Díaz, Mario Nicolás Medina y Diego Marcelo Calderón de la Comisaría 48 son juzgados por el homicidio de Marcelo Montenegro.

La familia es patrocinada por la Asociación Civil Miguel Bru, los abogados son Federico Paruolo, Gabriela Carpinetti y Nahuel Berguier. Interviene la Fiscalía General N° 26 y colabora la Procuraduría de Violencia Institucional.

En la sala del Tribunal Oral y Criminal 30, en Paraguay 1536 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se escucharon los primeros testigos. Las modulaciones de radiofrecuencia, por las que acostumbran hablar los policías, dejaron en claro que, en ningún momento, los efectivos reportaron que se produjo un enfrentamiento la noche del crimen, el 7 de julio de 2012.

En cambio, se pudo saber que la referencia a la existencia de un enfrentamiento la hicieron después de que el auto en el que viajaba Marcelo Montenegro había chocado y que él estaba gravemente herido. Los primeros en dar testimonio fueron dos de cinco testigos, todos policías, que declararon que ese día no presenciaron ningún tiroteo. Los otros tres no declararon ya que la Policía de la Ciudad no pudo notificarlos.
Rosa Montenegro, mamá de Marcelo, estuvo todo el tiempo acompañada por Rosa Bru y por Dolores, la madre de Ezequiel Demonty.

El mismo día que comenzó el juicio, un miembro de Gendarmería baleó por la espalda a un joven en Lomas de Zamora resulta muy significativo. “Esta vía libre desde la doctrina del Poder Ejecutivo sumada a las dificultades de despliegue de los casos en el Poder Judicial generan un estado de indefensión absoluta para el conjunto de la población, un estado social violento”, dijo el abogado Nahuel Berguier.
Las siguientes audiencias están programadas para el miércoles 4 y viernes 6 de abril en la misma sede judicial.

***
Marcelo “El Pela” Montenegro tenía 21 años. Hacía changas, trabajaba en la panadería del barrio y también como ayudante de albañil. Todos los días saludaba a sus vecinos de la villa 15. Le encantaba jugar en la canchita. Pero cinco tiros impactaron contra el auto en el que viajaba la noche del 7 de julio de 2012 y uno de los disparos alcanzó para arrebatarle la vida.

Marcelo iba en auto junto a un amigo cuando los policías Díaz, Medina y Calderón, comenzaron a perseguirlo. En la intersección de la Avenida Piedrabuena y Saraza, el auto en el que viajaban los jóvenes chocó contra un paredón. Según declararon los vecinos, los efectivos comenzaron a disparar, una de esas balas atravesó el baúl, el asiento trasero del auto e impactó en el tórax de Marcelo.

Los tres policías argumentaron que persiguieron el auto tras recibir una supuesta alerta por un robo. Según el informe de la policía, Montenegro habría disparado desde el Twingo mientras era perseguido, sin embargo no hay ninguna prueba de ello. La autopsia determinó que el joven tenía una herida de proyectil sobre los labios que no concuerda con la dirección de los tiros disparados durante la persecución. Un policía de la misma Comisaría 48 dijo que encontró a 300 metros un arma que, según los efectivos, estaba en poder de Montenegro. Lo llamativo es que el registro del sistema de radio de los patrulleros dio cuenta de que el tiroteo fue avisado por los policías después de las comunicaciones relativas a la persecución y el choque del Renault Twingo que manejaba Marcelo.

A partir de declaraciones de los vecinos se constató que la policía no disparó durante la persecución sino que comenzó a los balazos cuando el auto ya había chocado y, por ende, estaba detenido.

Entre varias de las irregularidades cometidas esa noche una de las más llamativas es la persecución, el choque contra el paredón y los disparos que ocurrieron alrededor de las 3.30 de la madrugada. Sin embargo, el juez dispuso la intervención de la Gendarmería 13 horas más tarde. Además la Comisaría 48 quedó a cargo de la conservación de la escena y las pruebas.

En octubre de 2015 el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 38, a cargo de Susana Wilma López, elevó a juicio la investigación contra los policías Díaz, Medina y Calderón por el homicidio agravado de Marcelo Montenegro, medida ratificada por la Cámara del Crimen.