25
Abr
2018

Testigo clave en el juicio por el crimen de Marcelo Montenegro

Escrito por ambru el 16:51 Agregar un comentario
Categoria:

montenegro-juicio-sexta-audiencia.jpg

Foto Juan Cicale

La sexta fue una audiencia fundamental en el juicio que se realiza por el asesinato de Marcelo Montenegro. Según la abogada de la querella, Gabriela Carpinetti, marcó “un antes y un después” en el proceso en curso. Declaró Alejandro Maturano, el único testigo del crimen. Él conducía el auto en el que Montenegro viajaba como acompañante el 7 de julio de 2012. En sus dichos se evidenció el estado de indefensión absoluta en el que estaba Marcelo al momento de recibir los disparos que terminaron con su vida y también quedó probado que ninguno de los dos portaba armas, como sostuvo desde un principio la versión de los policías Emmanuel Alejandro Díaz, Mario Nicolás Medina y Diego Marcelo Calderón.

El testimonio del testigo fue contundente: dejó claro de que la policía disparó contra el auto y en particular contra Montenegro con el objetivo de provocarle la muerte.

Maturano explicó que él nunca antes había vivido una situación de esas características junto a Montenegro. “Lo último que recuerdo, antes de que Marcelo recibiera los disparos, es que comenzamos a hablar de cómo eran nuestras vidas y recordamos a nuestras familias. Ese fue el último diálogo que tuvimos”, declaró. El chico quedó en estado de inconsciencia luego de que chocó contra el paredón en intersección de la Avenida Piedrabuena y Saraza, de Cuidad Oculta. Despertó en el hospital con la noticia de que su amigo había muerto.

Mañana a las 9:30 de la mañana será el momento de los alegatos de la querella conformada por los abogados Nahuel Berguier, Federico Paruolo y Gabriela Carpineti que en representación de la Asociación Miguel Bru patrocinan a la familia Montenegro.
Marcelo fue asesinado en julio de 2012. Recién tres años después de idas y vueltas judiciales se hizo lugar al pedido de la familia y la Asociación Miguel Bru, y se ratificó el procesamiento de los tres policías de la Comisaría 48 que participaron del operativo que terminó con su vida en Ciudad Oculta.
En tres oportunidades los policías de la Comisaría 48 habían sido sobreseídos en primera instancia, pero las apelaciones presentadas por los abogados de la Asociación ordenaron la continuidad de las investigaciones. Finalmente, y luego que se ordenara el cambio de Juzgado de Instrucción, en 2015 la justicia procesó a los tres imputados, lo que permitió que la causa llegue a juicio oral y público.

Hasta ahora en el juicio hubo seis audiencias y el trabajo de la defensa se limitó a tratar de justificar el encubrimiento argumentando que los policías no pudieron comunicar el supuesto enfrentamiento debido a una falla en los equipos de comunicación, hipótesis descartada por las declaraciones de los numerosos peritos especialistas en esa área.

Ninguno de los testigos que prestaron declaración brindó un elemento de prueba que valide el relato de encubrimiento policial que comenzó la misma noche del crimen. En las tres primeras audiencias declararon 19 testigos, todos policías, repitieron que no escucharon detonaciones ni disparos producto de un enfrentamiento. En la cuarta audiencia se presentaron tres peritos gendarmes, un perito tanatólogo y un médico legista, quienes ratificaron lo que figura en el expediente de la investigación: Marcelo Montenegro sufrió un ataque a balazos, fue alcanzado por dos proyectiles, uno de ellos mortal, en el tórax, y que los disparos se produjeron desde el móvil policial de los efectivos de la Comisaría 48.

En el juicio interviene la Fiscalía General N° 26 y colabora la Procuraduría de Violencia Institucional. El juicio se realiza en el Tribunal Oral y Criminal 30, integrado por los jueces Guillermo Friele, Marcela Rodríguez y Luis Rizzi.