13
Dic
2008

La versión policial cada día más invalidada

Escrito por ambru el 15:37 2 comentarios
Categoria: Noticias
Ayer se tomaron más declaraciones en la cuarta jornada del juicio Oral que se sigue por la muerte de Mauro Martínez, el 21 de junio de 2001. Más testigos manifestaron el temor que les produce dar su testimonio, y aún así se encuentran hoy sin ninguna custodia. Uno de ellos contó, ante un público pasmado de horror, cómo Gauna jugaba con su arma en el estómago de la víctima cuando El Beto se hallaba tirado en el suelo, segundos antes de que le diera el disparo mortal. El lunes declaran los imputados.

Entre otros testigos declaró ayer el hermano menor de los Fiol, los dos jóvenes que vivían en la casa donde “El Beto” se encontraba escondido. Su testimonio tomó tintes muy dolorosos cuando contó cómo recuerda lo que pasó: “de afuera se identificó Gauna y le dijo salí. Beto salio con las manos en alto, diciendo “no tires”. No tenía armas. Nunca llevaba armas a mi casa por una promesa que le había hecho a su madre que había fallecido hacía muy poco. Nos dijo “bueno quédense acá tranquilos que voy a salir”. Cuando escuché todo lo que pasaba crucé corriendo la calle y lo vi en el piso, me quise acercar, lo quise abrazar pero no pude… los nervios el miedo… yo tenia catorce años.” Luego comentó que cuando lo llevaron a la comisaría para que declare nadie le leyó lo que habían escrito, cuando es una obligación que así sea y un derecho que tiene el testigo de saber si es correcto el contenido de lo que firmará como su propia declaración. Así, la defensa de los imputados intentó sin resultados, tomar esa declaración pasada para intentar desmerecer su testimonio.

Se presentaron ante el Tribunal también varios vecinos del lugar, quienes se mantuvieron en sus dichos, a pesar de encontrarse sin ningún tipo de protección legal aún cuando manifestaron un explícito temor por lo que podría ocurrir posteriormente a su declaración. Dos de ellos dijeron haber visto a El Beto muerto en la calle, y cómo Gauna se fue caminando y apareció un rato después rengueando y con dos armas que entregó a la comisaría de Viila Ponsati que ya había llegado al lugar.

Por otra parte declaró a pedido de la parte que defiende a la víctima, la Dra. María Andrea Nombs, médica de la Asesoría Pericial Forense. Su presencia fue solicitada para consultarla acerca de la herida que Gauna presentaba en la parte baja de su pierna, y que él atribuye a un disparo ocasionado por Mauro Martínez en un supuesto ataque que lo llevaría a actuar en su propia defensa. De todo esto surgieron varias cuestiones que llevarían a pensar que Gauna se habría autolesionado para simular el enfrentamiento. Entre otras cosas el hecho de que cuando esto supuestamente ocurrió, el imputado se presentó ante un médico de guardia de un hospital público, cuando según lo marca el procedimiento de la fuerza se requiere para el caso un reconocimiento médico legal que realice el informe correspondiente. No obstante esto se presentó en un centro público donde se le extendió un certificado que advertía con escasa precisión “herida de arma de fuego”.

Asimismo no se le realizaron placas ni radiografías de la herida y no se extendió ningún tratamiento posterior a la sanación, con lo cual la Dra. Norms aseguró que podría inferirse que la herida fue de características leves, abrasivas, sin presencia de compromiso óseo ni vascular. Tras una revisación realizada por la perito en los mismos Tribunales, se pudo saber que la herida que muestra la fotografía adjunta en la causa no condice con la revisación que ella misma efectuó sobre las cicatrices que presenta el imputado Gauna, remarcando además que “no me coincide el certificado con las lesiones que acabo de ver”. Por otro lado advirtió que las cicatrices podrían ser anteriores o posteriores al hecho que dio muerte a Mauro. Remarcó a su vez que de tratarse de un disparo de las características que relatan los imputados, el proyectil tendría que haber quedado en el lugar del hecho y no hay registro de ellos. Esto viene de la mano de la grave irregularidad observada en la causa acerca de que al momento de llegar el personal policial encargado de la investigación no encontró ninguna de las tres armas que los imputados involucran en el caso.

El próximo lunes a las 9 horas darán su versión los acusados Gauna y Martínez, cerrando así la etapa de declaraciones en este juicio.

11
Dic
2008

“Por favor, no me mates”

Escrito por ambru el 15:36 2 comentarios
Categoria: Noticias
Con testigos atemorizados comenzó la tercera jornada del juicio contra Ismael Gauna y Enrique Luján Martínez, acusados por la muerte de Mauro “El Beto” Martínez el 21 de junio de 2002.

Juan José Fiol, testigo clave en este debate, pudo prestar su declaración luego de afirmar ante los jueces en reiteradas oportunidades que tenía miedo de hablar y temía tener problemas en el futuro. Por ello el Tribunal solicitó el desalojo de la sala durante gran parte de su testimonio. Juan tenía al momento de los hechos 17 años, y una relación muy cercana con la víctima, con quien el mismo día del asesinato compartieron el almuerzo junto a su hermano menor.

En su declaración afirmó que fueron cinco los policías que irrumpieron en su casa, en 121 bis y 84 en Villa Ponsati, para buscar a Mauro Martínez –quien se encontraba prófugo de la Comisaría del Dique. En un procedimiento sin orden judicial, tres de los policías ingresaron por la parte de atrás de la casa y ambos imputados por adelante. A Juan José lo sorprendieron en la cama, y lo golpearon. Luego vio como el Beto salió con las manos en alto y le dijo varias veces a Gauna: “no tengo nada, llevame”, mientras se levantaba la remera y mostraba que estaba desarmado. Le rogó varias veces “por favor, llevame, no me mates delante de los chicos”. Vio como lo detenían, lo esposaban, y cuando lo estaban sacando de la casa escuchó dos disparos. Luego declaró haber visto cómo se iba Gauna en un auto blanco, para volver poco después con un arma alegando ante los efectivos de la comisaría de Villa Ponsati, que ya habían llegado al lugar, que se la había sacado a Beto Martínez antes de detenerlo. Esta sería el arma que le plantaron a la víctima para simular un enfrentamiento y justificar la ejecución.

En esta jornada declaró también el padre de Juan José, Juan Martín Fiol, quien ratificó que en junio de 2002 sus hijos le contaron que “Al Beto le pegaron un tiro”, y que le relataron como rogó para que no lo mataran estando desarmado y pidiendo que lo lleven detenido. El padre agregó que en ese momento, luego de que sacaran a la víctima herida, algunos vecinos vieron como Gauna dio vuelta a la casa y se disparó en su pierna. También declaró que el día del crimen él había ido en horas de la mañana a la Comisaría del Dique a avisar que Beto Martínez estaba parando en su casa, y que Gauna le aseguró “andá, dejá que yo me ocupo”.

Además declaró una testigo que desestimó una de las pruebas presentadas por la defensa de los dos ex policías imputados. La mujer desmintió haber estado presente en el Hospital Policlínico en el momento del procedimiento en el cual la policía le mostró como evidencia el pantalón ensangrentado de Gauna, antes de llevarlo como prueba a la Comisaría. Según la versión policial, esa prenda es una de las pruebas de que Gauna fue atacado con un arma por Beto Martínez y por ese motivo tuvo que actuar en su propia defensa.

Finalmente cabe destacar que en el día de hoy la audiencia tuvo lugar en una sala mas grande que en las jornadas previas, con lo cual fue la primera vez que los familiares que acompañan a la familia de la víctima, y las entidades que se presentaron como veedoras, pudieron presenciar el juicio, cuestión que se venía reclamando desde el martes pasado.

Graciela Martínez, hermana de “El Beto”, afirmó al término de la audiencia, “confío en la justicia, quiero que se sepa la verdad”. Mañana a las 9hs se reanudará el debate en la Sala B de los Tribunales Penales de 8 y 57.

10
Dic
2008

Segundo día en el juicio por la muerte del Beto Martínez.

Escrito por ambru el 15:33 7 comentarios
Categoria: Noticias
Tras una inspección ocular en el lugar del hecho, y las declaraciones de varios testigos, finalizó el segundo día del juicio por la muerte del Mauro Martínez, testigo en la causa sobre la desparición de Miguel Bru. La AMB y la familia de la víctima continúan exigiendo la asignación de una Sala de Audiencias que posibiliten hacerlo público.

inspeccion.jpg Hoy se realizó la segunda jornada del juicio que se sigue contra los oficiales Ismael Gauna y Enrique Luján Martínez por la muerte de Mauro “El Beto Martínez” en junio de 2002. Durante la mañana se realizó una inspección ocular en la casa de Villa Ponzatti, lugar donde ocurrió el hecho. Este recurso fue pedido por la parte que defiende a la víctima, para constatar que las distancias de las que hablaron al dar testimonio los testigos policiales en el día de ayer y aún los imputados mismos no eran reales.

gauna-y-martinez.jpg En horas del mediodia declaró la Dra Netti, Perito Forense de la Policia, quien hizo la autopsia a Mauro, y con su testimonio se pudo evidenciar que la bala que dio muerte a Martínez impactó de arriba hacia abajo. Este punto daría cuenta del estado indefenso de la victima ya que según la perito la posicion del cuerpo seria “compatible con la ejecución tanto arrodillado como tirado en el piso”. Entre otros testigos declaró el oficial Marcelo Palomo, un policía acusado de homicidio por el crimen de Miguel Ángel Serrano de 19 años, atropellado en Los Hornos el 3 de julio de 2007, previas intimidaciones y amenazas.

La Asociación y la familia vuelven a reclamar que mañana jueves se garantice una sala con espacio para que el publico, la prensa, los familiares y las ONGs puedan acceder al juicio, que deberia ser público en cumplimiento con el principio republicano de conocer los actos de gobierno, mucho mas aún cuando se trata de un proceso donde en el banquillo de los acusados se encuentra personal de las fuerzas de seguridad. Mañana se reanuda el debate en los Tribunales Penales a las 9 de la mañana. Se espera en esta oportunidad poder contar con la presencia de los organismos, familiares, medios de comunicación y cualquier persona que desee asistir.

9
Dic
2008

Primer día de declaraciones en el juicio por Mauro Martínez

Escrito por ambru el 15:30 3 comentarios
Categoria: Noticias
A las 19.20 hs finalizó el primer día de declaraciones en el juicio que inició esta mañana por el gatillo fácil contra Mauro “El Beto” Martínez, asesinado en el año 2002. Se encuentran imputados dos ex policías: Ismael Gauna y Enrique Luján Martínez. Esta causa es patrocinada por la Asociación Civil Miguel Bru junto a los abogados Ernesto Martín, Pablo Oleaga y Marcelo Ponce Nuñez. El juicio está a cargo de los jueces Labombarda, de la Serna y Saraví Paz. Mañana a las 9 hs. se reanuda la audiencia en los Tribunales Penales de 8 y 57.

Mauro Martínez es el segundo testigo que fue asesinado tras declarar en la causa por el asesinato y la desaparición de Miguel Bru. (1) En junio de 2002, un operativo a la cabeza de los oficiales Gauna y Luján Martínez, irrumpió en la casa donde se encontraba y lo fusilaron de un tiro en el estómago. El oficial Martínez fue detenido de inmediato. Pero Gauna se dio a la fuga y fue capturado recién a mediados del 2007.

Un Juicio oral, pero no público.

Tratádose de un proceso donde se juzgan delitos vinculados a las violaciones de los derechos humanos- y sobretodo porque se encuentra establecido en nuestro principio Republicano de Gobierno- este juicio debería ser ventilado públicamente. Sin embargo, medios de comunicación, organismos de derechos humanos y otras entidades que quisieron presenciarlo no pudieron hacerlo ya que se encontraron esta mañana con que la sala de audiencias asignada era al menos la mas exigua de todo el Tribunal, con una capacidad para máximo diez personas. Ni siquiera pudieron estar presentes la totalidad de los familiares de la víctima que debieron rondar los pasillos. Dada la importancia de este juicio, gran cantidad de ONGs y entidades de Derechos Humanos se presentaron ante el Tribunal Oral I como veedores[2] para velar por el cumplimiento efectivo del derecho a acceder a la verdad y la justicia. Sin embargo y por todo lo antes mencionado no pudieron ingresar a la sala.

Por otra parte, en un juicio que fue precedido por las amenazas recibidas por las hermana de la victima (hace tan solo dos días las instaban a no declarar) tanto ella como los policías imputados debieron dar testimonio a escasos dos metros el uno del otro, con la presión que la situación implica.

No obstante estas circunstancias, que ni la AMB, ni abogados, ni las demás organizaciones consideran fortuitas, las declaraciones tomaron su rumbo y durante esta jornada declararon la mayoría de los policías testigos y la hermana de Mauro Martínez, Graciela Martínez.

Primer día de testimonios.

A través de los testimonios se logró probar lo irregular del procedimiento policial en el marco del cual se detendría a Mauro Martínez, y sobre todo quedó probado que no se dejó asentada ninguna constancia sobre el operativo. Asímismo este proceso, a las claras clandestino, fue seguido de una investigación que no tuvo control de parte del Ministerio Publico Fiscal, y se evidenció que los mismos policías que participaron de una u otra forma, estuvieron posteriormente a cargo de la investigación sobre la muerte de la víctima. Por otra parte y sin perjuicio de las contradicciones evidentes de los relatos policiales pudo saberse que el total de disparos realizados durante el supuesto enfrentamiento corresponden con las vainas 9 milímetros del arma del imputado Enrique Luján Martínez.

Por otra parte pudo saberse que cuando la Delegación Policial de Villa Ponzatti llegó a la zona, enterada de los hechos, el imputado Ismael Gauna no se encontraba en el lugar, y aparece en la escena tiempo mas tarde, trayendo el arma que supuestamente llevaba la víctima.

Mañana a las nueve de la mañana se reanudarán las declaraciones en los Tribunales de 8 y 57. Está pautada la declaración de la perito policial, Dra. Nitti, entre otros testimonios. Tanto la AMB como los demás organismos que intentan presentarse como veedores solicitaron el cambio de sala, que se espera sea efectivo en el día de mañana.
_________________________________________

[1] Recordemos a Horacio Suanzo, quien poco después de un careo con Justo López (uno de los policías condenados por la muerte y desaparición de Bru) fue fusilado por efectivos en un supuesto enfrentamiento.
[2] La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, Madres de Plaza de Mayo, el Comité contra la Tortura, la Secretaría de Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo, el Colectivo de Investigación y Acción Jurídica, entre otras.

6
Dic
2008

Amenazan a la hermana de la víctima antes del juicio

Escrito por ambru el 15:28 3 comentarios
Categoria: Noticias
A días de empezar el juicio oral por el asesinato de “El Beto Martínez”, Graciela Martínez-su hermana- recibió amenazas telefónicas que la presionaron para no declarar.

El próximo martes 9 del corriente dará comienzo el juicio contra dos ex oficiales de la Comisaría del Dique involucrados en el gatillo fácil contra Mauro Martínez a mediados de 2002. En la madrugada de ayer, Graciela Martínez- hermana de la víctima- recibió una llamada donde la voz de un hombre joven le advirtió “ojo con lo que declarás el martes”. El mismo mensaje escuchó al atender el teléfono este mediodía. A raíz de esto fue radicada una denuncia en la Fiscalía a cargo del Dr. Morán y para garantizar su seguridad se le asignará una custodia policial durante los próximos días.

Rosa Bru, presidenta de la Asociación Miguel Bru- entidad que patrocina la causa- expresó “siento un profundo repudio hacia estas amenazas que buscan empañar el camino hacia la justicia. Lamentablemente se trata de personas que quieren continuar con la impunidad contra la que luchamos día a día.”

Mauro “El Beto” Martínez, testigo de la causa de Miguel Bru, fue asesinado por los oficiales Ismael Gauna y Luján Enrique Martínez, en junio de 2002. Desde el próximo martes a las 8.30 horas comienza el debate en los Tribunales Penales de 8 y 57. El juicio estará a cargo de los jueces Guillermo Labombarda, Patricia de la Serna y Samuel Saraví Paz. El Fiscal de juicio será Gabriel Sagastume.