30
May
2015

14/6 León Gieco a beneficio de la Asociación Miguel Bru

Escrito por ambru el 18:58 10 comentarios
Categoria:

gieco-2015-en-baja.jpg El domingo 14 de junio a las 20 hs en el Teatro Argentino, León Gieco presenta “Folklore y Rock”, a beneficio de la Asociación Civil Miguel Bru (AMB). Las entradas ya están a la venta y pueden adquirirse en el Teatro (calle 51e/ 9 y 10).

León Gieco apadrina a la AMB desde su creación, en el año 2002. Con “Folklore y Rock” regresa a la ciudad acompañado por los músicos de Infierno 18 y Las Guitarras del Amor.
Lo recaudado en sus recitales será destinado a sostener el trabajo de la organización en sus sedes de La Plata y en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las Guitarras del Amor- INFIERNO 18

Este es el noveno recital que Gieco realiza a beneficio de la Asociación Civil Miguel Bru. En esta oportunidad actuará junto a los músicos de Infierno 18 y Las Guitarras del amor.

Las Guitarras del Amor es un grupo instrumental formado en el 2008 especialmente para acompañar a León Gieco en diferentes escenarios del país con un repertorio folklórico argentino y latinoamericano.
Sus integrantes son músicos con gran trayectoria dentro del folklore nacional.
La primera guitarra, Dante Valdiviezo, guitarrista que acompañó a Jaime Torres, El Chango Nieto, y Zamba Quipildor entre otros.
La segunda guitarra, Juan Manuel Colombo, que integra actualmente la Orquesta de Musica Popular de la Secretaría de Cultura de la Nación y también acompaña a Zamba Quipildor.
Juan Ignacio Enriquez, es la gutarra base, actualmente guitarrista del maestro Jaime Torres y con una vasta trayectoria en el foklore.

INFIERNO18 nació en 2001, integrada por Tom Taranto en la voz, guitarra y composiciones; y Nikko Taranto en batería y composición. En 2012 se sumaron Alan Bilbao en bajo y Nahuel Zaccagnino en guitarra y coros. La banda participó en los festivales más destacados del país, lograron el galardón de la Lengua MTV como Artista Promesa de la Región con 2 discos publicados en gestión independiente hasta ese entonces.

El año pasado volvieron a los escenarios de Capital e interior del país, presentando el nuevo material y las canciones de la banda con el sonido de power quartet, participaron del Cosquín Rock haciendo su propio set en el escenario principal, y además acompañando una parte del set de León Gieco con quien además giraron por Ecuador y Uruguay.

Han compartido escenario con Marky Ramone, Green Day, Pappo, My Chemical Romance, Allison, Miranda!, A.N.I.M.A.L, No Te Va Gustar, 2 Minutos, Los Tipitos, Rata Blanca, Kapanga, Catupecu Machu, entre muchos otros artistas reconocidos de Argentina e internacionales. Entre su discografía se cuenta Malos Aires (2002), Efecto secundario (2004), Estás lista para ésto? (2007), Ya era hora (2009), No hay lugar para dudar (2011), y En mis manos (2013) – EP 1. 2015 será el año de EN MIS MANOS EL FUEGO, de la mano de Sony Music Argentina.

Acerca de la Asociación Civil Miguel Bru

En agosto la Asociación Civil Miguel Bru cumple 13 años. Con el objetivo de socializar la experiencia de lucha en la búsqueda de Verdad y Justicia que Rosa Bru y la Comisión de Familiares y Amigos de Miguel venían realizando por el secuestro, torturas, asesinato y desaparición de Miguel, se plantearon institucionalizar su experiencia para colaborar con otras personas que estuvieran atravesando casos de violencia institucional y gatillo fácil.

La AMB brinda patrocinio jurídico, asesoramiento y acompañamiento a familiares y víctimas que acercan sus denuncias. Realiza diversas actividades relacionadas con la violencia institucional en articulación con organizaciones sociales, de DDHH, gubernamentales, instituciones académicas, entre otras. En 2005 abrió una sede en CABA, la “Casa de Oficios y Cultura de Parque Patricios”, cuya finalidad es la de generar un espacio de contención, capacitación y promoción de jóvenes en situación de vulnerabilidad social de la zona sur de la ciudad.

Aún hoy y tras casi 22 años, la AMB continúa exigiendo la aparición del cuerpo de Miguel Bru, secuestrado, torturado, asesinado y desaparecido en la Comisaría Novena de La Plata el 17/8/93. Sólo los policías Walter Abrigo y Justo José López fueron condenados a prisión perpetua acusados de tortura seguida de muerte, privación ilegal de la libertad e incumplimiento a los deberes de funcionario público. Otros policías que encubrieron el crimen obtuvieron penas menores.

López goza hoy del beneficio del arresto domiciliario mientras el cuerpo de Miguel nunca fue encontrado. La AMB aún exige la investigación penal al resto de los policías que estuvieron presentes en la Comisaría Novena la noche del 17 de agosto.

19
May
2015

Charla debate: Proyecto para el control ciudadano de la policía local

Escrito por ambru el 21:04 12 comentarios
Categoria:

El miércoles 20 de mayo a las 15hs, en el Pasaje Cultural Casa Puente, ( calle 12 Nº475 entre 41 y 42) se realizará la charla debate, sobre la implementación del Proyecto que impulsa el Consejo de Control y Seguimiento Ciudadano de la Policía local presentado al Concejo Deliberante de la ciudad, por la Concejal Florencia Saintout y el Bloque FPV- PJ Nacional y Popular.

Los ejes a tratar serán:
•El acceso a la justicia por parte de los sectores populares.
•La intervención civil en las fuerzas de seguridad.
•La formación integral de las fuerzas de seguridad.
La actividad se llevará a cabo este miércoles 20 de mayo a las 15hs, en el Pasaje Cultural Casa Puente, ubicado en calle 12 Nº475 entre 41 y 42.
Disertarán: Florencia Saintout, Leonardo Grosso, Julián Axat, Mario Coriolano, Roberto Cipriano, Rosa Bru, Luis Federico Arias.

15
May
2015

Jornada Gatillo fácil y Abuso Policial

Escrito por ambru el 16:41 8 comentarios
Categoria:

Invitamos a la Jornada Gatillo fácil y Abuso Policial, en el marco del Ciclo contra la Violencia Institucional por una política de Seguridad Democrática,. Tendrá lugar el 16 de mayo desde las 16 hs. en el Centro Cultural Haroldo Conti (Av. Del Libertador 8151, Ex Esma)

haroldoconti.jpg

7
May
2015

Tercer Encuentro Federal por una Seguridad Democrática y Popular

Escrito por ambru el 15:25 12 comentarios
Categoria:

dia-violencia-inst.jpg Se viene el 3er Encuentro Federal por una Seguridad Democrática y Popular, en el Día de la Lucha contra la Violencia Institucional, el viernes 8 de mayo, en el Congreso de la Nación. La fecha es en recuerdo de la “Masacre de Budge” perpetrada por suboficiales de la Policía Bonaerense contra tres jóvenes.

El diputado Leonardo Grosso (FPV-Movimento Evita), Martín Fresneda, Secretario de DDHH de la nación, Cecilia Rodriguez Ministra de seguridad de la nación, Mónica Macha, senadora provincial, Horacio Pietragalla, Diputado nacional FPV, Pablo Ferrerya, Legislador CABA y Victoria Montenegro, subsecretaria de la unidad de coordinación nacional para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contras las mujeres del consejo nacional de la mujer, integrarán la mesa de apertura del evento a las 13 horas en el salón de los pasos perdidos del congreso de la nación.

Además habrá una clase magistral sobre Seguridad democrática y popular, en la que disertarán sobre los avances y los desafíos la diputada María Elena Barbagelata, el senador Nito Artaza, la embajadora ante la OEA Nilda Garré, la defensora general de la Nación Stella Martínez, la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó y el director ejecutivo del CELS Gastón Chillier.

Los paneles que se desarrollarán entre las 15 y las 17 abordarán los siguientes ejes temáticos:
Economía popular. Regulación del mercado y regulación policial. En vez de proteger a los trabajadores excluidos, el Estado reprime para “controlar” el espacio público, para “regular” las actividades, arrasa con los puestos de las ferias populares.

Medios de comunicación. Presentación de una guía con recomendaciones para periodistas, con teléfonos de organismos e instituciones que sirvan para contrastar la versión policial, para que las historias tengan más voces.

Acceso a la tierra, Acceso a la vivienda, Acceso a la Justicia. A expensas del modelo sojero, los grandes capitales avanzan, aprovechándose de comunidades que no tienen un sentido de propiedad sobre la tierra. ¿La Justicia? Con los privilegiados.

Violencia policial y códigos de faltas. En Córdoba existe la figura de merodeo y se hacen “operativos de saturación” en los barrios más humildes, con detenciones arbitrarias, discriminatorias. La realidad de las provincias más calientes.

Prevención de la violencia y estrategias de organización popular. Son múltiples y creativas las salidas colectivas y solidarias que encuentran los familiares de víctimas para salir adelante: emprendimientos productivos, asociaciones civiles, etc.

Violencia penitenciaria. En cuanto un grupo de detenidos se organiza para algo, el servicio penitenciario los separa, los traslada; son mecanismos del sistema penitenciario para privarlos de todos sus derechos. Salud y educación sólo para presos VIP.

También estarán presentes Jorge Taiana, Mariano Recalde, Cynthia Ottaviano y Martín Sabbatella. El cierre del encuentro será en la escalinatas del Congreso a las 18 horas y contará con la lectura del documento por Susana Trimarco y Rosa Bru. Se espera que participen 4.000 personas.

4
May
2015

Ser pobre no es ser delincuente

Escrito por ambru el 17:45 8 comentarios
Categoria:

Nota publicada en Miradas al Sur.
(http://www.miradasalsur.com.ar/nota/11151/ser-pobre-no-es-ser-delincuente)

Por Vanina Pasik.

Diálogo sobre la seguridad democrática en la Argentina. Rosa Bru, Presidenta de la Asociación que recuerda a su hijo Miguel; Raúl Zaffaroni, ex juez de la Corte Suprema, y Leonardo Grosso, diputado nacional del FpV.

zafa-leo-rosa.jpgCada 8 de mayo se conmemora el “Día Nacional de la Lucha contra la Violencia Institucional”, en recuerdo de la “Masacre de Budge” perpetrada por suboficiales de la Policía Bonaerense contra tres jóvenes. Fecha incorporada al calendario escolar.

Es un domingo de sol en Buenos Aires. Las paredes cargadas de adornos y tapices son un mapa de los recorridos del dueño de casa. A las 15 en punto, están todos alrededor de la mesa ratona. Rosa Bru, una de las tantas madres que las distintas violencias del Estado sacaron de su casa y convirtieron en luchadoras ejemplares, mamá de Miguel, estudiante de periodismo de 23 años torturado hasta la muerte en la comisaría 9ª de La Plata en 1993. Raúl Zaffaroni, juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación hasta que se retiró a los 75 años, como marca la norma, y Leonardo Grosso, diputado nacional por el Frente para la Victoria, que hace tres años logró la aprobación de la Ley del Día Nacional de la Lucha contra la Violencia Institucional, incorporado al calendario escolar.

El anfitrión está sin dormir porque a las 10 de la mañana llegó de México; poco después partirá nuevamente. Por eso el apuro, ninguno quiso perderse una charla sobre los ejes de la jornada del viernes en el Congreso de la Nación. El mate circula rápido y el diálogo camina solo.

–¿Por qué el tema de la pobreza es central a la hora de debatir los modelos de seguridad?

Raúl Zaffaroni: –En Latinoamérica somos campeones en dos índices. Primero, el de homicidios, ya que de los 23 países que del mundo que superan el 20 por cien mil anual, 18 pertenecen a América latina y el Caribe; las excepciones son Uruguay, Argentina y Chile. Y somos campeones del coeficiente de Gini (índice de desigualdad). No es casual, hay dos proyectos de sociedad detrás, uno incluyente y otro excluyente.
La forma de control de la exclusión en la región no se da tanto por la violencia institucional. El Estado, además de matar a unos cuantos, hace algo peor, que es introducir contradicciones entre los excluidos para que se maten entre ellos; la cocaína es uno de los elementos clave para eso. En países como la Argentina, donde los excluidos no se enfrentan con la virulencia de otros lugares, tienen que fortalecer el aparato represivo. Y hay un cáncer regional, los monopolios u oligopolios de medios que “construyen” la realidad, se llamen Azteca, Televisa, El Comercio en Perú, La República en Chile, Red O’Globo en Brasil o Clarín en la Argentina.

Rosa Bru: –Nosotros sentimos que no podemos llegar a la Justicia. El ser pobre ya te retrae, no llegás a presentarte, no podés expresarte ante un juez o ante un fiscal, eso ya es un problema para un familiar.Un ejemplo de lo que pasa es el caso de Omar Cigarán. Lo mató un policía, pero la fiscal Ana Medina dice que fue “en defensa propia” y pidió el sobreseimiento. La mamá apeló a través de una defensora de menores y al año le avisan que habían pedido el sobreseimiento definitivo. Desde la Asociación (Miguel Bru) la acompañamos, la patrocinamos y ella vio una pequeña luz de esperanza de Justicia para su hijo… Pero la causa se elevó a juicio sin acusación fiscal, sólo con su acusación.

Leonardo Grosso: –Los escuchaba y pensaba en cómo nosotros llegamos a esto desde una práctica; desembocamos en la Campaña desde la realidad de nuestra militancia barrial. Día tras día, la policía abusaba, torturaba y hasta mataba a los pibes. Como militantes no teníamos dudas en acompañar a las familias en ese camino lento y tortuoso que es el de la Justicia para los pobres. Acompañamos a los familiares, vamos a las marchas, conseguimos abogados, buscamos testigos, contenemos al grupo de amigos que quedó golpeado por esa muerte…, pero eso es llegar después. Nosotros, que pretendemos cambiar la realidad, construir un país distinto, sentimos que estamos llegando tarde. Ahí decidimos hacer esta Campaña.

–¿Cuáles son las principales cuestiones que dificultan el acceso de los más humildes al sistema judicial?

R.Z.: –Empezaría por la policía, planteando un modelo de policía comunitaria. No podemos tener un modelo de policía de ocupación territorial, tipo ejército, un modelo colonial, sin vinculación con la comunidad. Copiamos la Constitución de los Estados Unidos pero no a su policía de los condados, con un sheriff electo, como el intendente. La policía de calle tiene que tener inserción comunitaria, ser preventiva, con un entrenamiento que le permita contener una manifestación sin matar a nadie.

R.B.: –Creo que tendríamos que cambiar la Justicia. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, tenemos muchos problemas. El fiscal trabaja con la policía. En el caso de Cigarán está claro, la fiscal le da la investigación a la misma policía que lo mató. ¿Y ellos qué, van a decir “nosotros fuimos”? ¡No! Hay que transformar a la policía, pero también hay que arreglar esto. El juez elevó la causa a juicio y Asuntos Internos le devolvió el arma al policía por el “beneficio de la duda” y está trabajando con el arma en la calle.

L.G.: –La policía dispara y la Justicia también lo hace. Es necesaria una profunda reforma de la policía para que no dispare, pero es imprescindible un poder controlador del resto de las instituciones. Hay que empezar por crear un cuerpo que investigue.

La criminalización de los jóvenes

–¿Cómo se puede explicar que a los pibes, por la pinta, por la visera, se los acuse de violentos?

R.Z.: –Porque no tienen un candidato mejor. Si hubiese terrorismo… Hay un elemento que da más miedo, que es el conspirativo. Una conspiración de pibes de barrio, algo muy raro.

R.B.: –Como madres nos pasa que jueces y fiscales creen lo primero que les traen, que es el parte policial. Aportás pruebas y no te las reciben porque ya tienen el criterio formado.

L.G.: –Con la militancia barrial empezamos a comprender cómo funciona la policía, a ver que hay pibes que se pelean con otros pibes, que las armas que deja el narcomenudeo son más peligrosas que las sustancias. Uno de los casos que originó la Campaña fue la Masacre de La Cárcova, con Mauricio Ramos y Franco Almirón asesinados por la espalda por la policía. Se comprobó en el juicio oral que tiraron gases para que corran y les dispararon. La Justicia no les creyó a los testigos que decían “fue ese”, porque eran otros pibes del barrio y absolvieron al policía acusado. Al año siguiente, en un barrio que está vía de por medio, aparecen 13 o 14 muertos en varios meses por la guerra narco del control del territorio. Esos pibes eran los mismos que Mauricio y Franco.

R.Z.: –Esto de meter contradicciones entre los excluidos, que pasa en grande en otros países, acá también sucede. Los números de la Ciudad de Buenos Aires son reveladores. En las villas el índice de homicidio está en 13,5, en el resto de la Ciudad estamos en 2,6. Lo ideal sería llegar a 1. Pero tenemos un 42% de homicidios sin esclarecer en las villas.

L.G.: –Por eso este año la consigna es “Mi cara, mi ropa y mi barrio NO son delito”. Vos siempre hablás de genocidio por goteo y hay algo que tiene que ver con los modelos de país, con los modelos de sociedad que se quieren construir. Hay algo “sistémico” con la violencia institucional, que no es lo mismo que “sistemático”, es parte de las necesidades de reproducción del sistema, es contra los pibes pobres. Son víctimas “invisibles” porque no son vistos como víctimas. Un chico muere después de un robo, arrodillado, con testigos que dicen que se estaba entregando. Sin embargo, la mayoría de las veces, las fiscalías responden que no hay nada que investigar, que el chico estaba en un hecho y que la policía actuó de forma legítima.

R.Z.: –Si querés hacer una sociedad que tenga 30 por ciento de incluidos y 70 por ciento de excluidos, a este 70 por ciento lo tenés que controlar de alguna manera. Una de las formas más “prácticas” es que se maten entre ellos. Si eso no sucede, tienen que construir un aparato represivo. Hace como 30 años, cuando planteamos esto con Alicia (Oliveira) nos trataban de locos. Había dos o tres muertos por día, cerca de 1.500 en un par de años. La policía venía del entrenamiento de Camps (Ramón, jefe de la Bonaerense durante la dictadura) y seguía matando con la misma lógica, se preciaba de eso ya en pleno gobierno constitucional. Es un desafío que se continúe con el trabajo de investigación de homicidios por parte de la Corte para descubrir patrones de funcionamiento policial.

–Hay un avance en los procesos de organización de familiares de víctimas de violencia institucional y en la visibilidad de esta problemática.

L.G.: –Antes hablábamos de gatillo fácil y ahora hablamos de violencia institucional y podemos comprender estas problemáticas desde un ámbito mucho más amplio. Cada vez que hacemos algo con la Campaña planteamos que venga Estela de Carlotto, que vengan de Hijos, porque tiene que ver con la posibilidad, como sociedad, de haber podido empezar a juzgar a los crímenes de la dictadura, que influyeron en la formación de nuestra policía, en la cabeza de nuestra sociedad.

Preocupación por la región y el mundo

La extensión del diálogo permitió avanzar sobre los temas principales que hacen a la violencia institucional y la seguridad democrática e, incluso, atravesar la frontera nacional y adentrarse en el fenómeno a nivel regional, algo que interesa muy especialmente a Raúl Zaffaroni. México, Brasil, Centroamérica, se instalaron en la conversación.

El ex juez de la Corte abunda en la situación mexicana, se indigna ante la “naturalización” de las muertes que realizan los medios al afirmar que “estamos mejor, los muertos ya no aumentan, hemos llegado a una meseta, tenemos 20 mil desaparecidos, tenemos 100 mil muertos en 5 años, quédense tranquilos”; cree que eso es “mentirle al otro, es una aberración, ante una monstruosidad, un genocidio directamente o por los menos una masacre” donde las muertes, al no tener explicación, se presentan “como si se produjeran como el viento o la lluvia”.

A su criterio “hay una cuestión racista en el medio, es como decir que la personalidad mexicana promedio es violenta” y da su propia respuesta al preguntarse: “Cómo no va a ser sangrienta la historia de México si les hicieron pelota el país, si les afanaron dos tercios del territorio. Fui allá y se los dije”, remata.

Marca diferencias entre la situación en México, Argentina y Brasil, donde “el problema es el narco del mercado interno, con una clase media más fuerte que la nuestra” y una “favelización más extensa” con un índice medio de homicidios del 25 por cien mil. Compara con los datos nacionales que, “muy pesimistamente, llegarán a 7,5” y los de Honduras de 80 por cien mil. Lleva su explicación hasta El Salvador, donde “de un año al otro se ‘ahorraron’ mil homicidios”, porque hicieron acuerdos con las “maras”.
Saliendo de la región, sobrevoló la figura del Papa Francisco, con su pronunciamiento contra la pena de muerte, algo que Zaffaroni destaca por no tener precedentes. La referencia lo lleva hasta la isla italiana de Lampedussa, uno de los lugares de recalada de los migrantes africanos, situación que, a su juicio, es “resultado de lo que hicieron ellos (Europa y Estados Unidos) y de lo que siguen haciendo porque les venden las armas” a los países africanos.